Inicio > Soluciones > Centro Especial de Empleo

Centro Especial de Empleo

Centro Especial de Empleo

Trabajamos con personas con diferentes capacidades

En Diswork, el Centro Especial de Empleo de Grupo IMAN, apostamos por trabajar con personas con diferentes capacidades, personas implicadas, eficaces, entusiastas y competentes, de la mano de empresas que apuestan por la integración laboral y el desarrollo de personas con diversidad funcional.
Por eso ofrecemos servicios de calidad, competitivos y adecuados a las necesidades de todo tipo de empresas. Nuestro método elabora un exhaustivo análisis de cada puesto de trabajo, selección, inclusión y, ante todo, seguimiento del servicio para comprobar la adecuada integración de nuestros trabajadores y la máxima calidad de servicio.
En nuestra apuesta por la inclusión, ofrecemos asesoramiento en la LISMI (actual Ley General de Discapacidad - LGD), además de jurídico y laboral. En caso de ser necesario, acompañamos a nuestros clientes en las gestiones necesarias para la consecución del certificado de excepcionalidad y/o en la contratación e inclusión de personal con discapacidad en la propia plantilla del cliente.

¿Qué ofrecemos?

Soluciones a medida, partiendo de sus necesidades, dando respuesta a ellas a través de: consultoría, subcontratación de servicios de personal con discapacidad o la compra de bienes.
Garantía y compromiso de calidad continuo
Más de 10 años de experiencia
Orientación, supervisión y evaluación constante de nuestros trabajadores para mantener nuestro compromiso con la calidad.

Nuestros servicios

Consultoría
Asesoría jurídica, selección y formación.
Servicios
Auxiliares, recepción con idiomas, limpieza, manipulados. Para ello se analiza cada puesto de trabajo, se realiza la selección, inclusión y seguimiento del servicio.
Suministros
Estudio de consumo, asesoramiento, servicio de entrega y distribución.

¿Por qué un Centro Especial de Empleo? 

Según la Ley General de la Discapacidad (LGD, antigua LISMI), en las empresas de más de 50 trabajadores, el 2% de la plantilla debe estar formada por trabajadores con una discapacidad igual o superior al 33%.
La compra de servicios o suministros a un Centro Especial de Empleo es una de las medidas alternativas que permiten cumplir con la Ley.
De las tres medidas alternativas, la subcontratación de servicios es la solución que ofrece, una mayor inclusión de personas con discapacidad.
Por Responsabilidad Social Corporativa (RSC), muestra el compromiso de su empresa con la inclusión del colectivo.