Cómo elegir la mejor fotografía para tu Currículum
2 febrero, 2015
Consejos para superar una entrevista de trabajo
4 febrero, 2015

¿Te has planteado alguna vez presentar tu Currículum de forma diferente? Seguro que lo tienes redactado y solo debes actualizarlo o resaltar el sector de especialización hacia dónde quieres ir. Además del formato papel puedes plantearte que existen otros formatos que puedes utilizar.

Hay muchas maneras de presentarte a una empresa. Desde el Currículum clásico a nuevas formas y adaptaciones que han ido surgiendo con la evolución de los recursos humanos y de las nuevas tecnologías. Uno de ellos y muy novedoso es el videocurrículum.

Este no es más que la presentación de tu currículum en formato audiovisual. Se podría catalogar como “tu video promocional”. Igual que existen los anuncios que nos hablan de una marca o producto puede existir un vídeo que explique tus datos, formación, experiencia profesional, etc.

Pero para realizar este tipo de formato debes tener en cuenta ciertos aspectos. El primero es si se trata de un formato adecuado para el trabajo que quieres conseguir. Una vez decidido se recomienda que el vídeo no exceda de los 90 segundos: debes concentrar tus datos, formación y experiencia en este tiempo.

Las imágenes deben ser de calidad y la edición posterior tiene que estar cuidada. Recuerda que es mejor tardar más tiempo y conseguir un resultado óptimo que no querer tenerlo listo muy rápidamente y no realizarlo de la mejor manera.

Para los formatos más clásicos o los sectores para los que este tipo de iniciativas no sean las adecuadas puedes redactar una carta de presentación. Piensa que el currículum, mejor o peor presentado, es algo que todos los candidatos entregan. Por eso ir más allá y redactar una carta de presentación puede marcar la diferencia en un proceso de selección.

Pero, ¿qué debe aparecer en tu carta de presentación? Antes de nada la carta tiene que llamar la atención del técnico de selección que la reciba. Despertar curiosidad e interés para consultar posteriormente tu currículum. Además, también debe destacar los datos más importantes de tu experiencia o formación.

Para conseguir este efecto con tu carta de presentación se recomienda escribir una diferenciada para cada oferta de empleo. Así será totalmente personalizada y transmitirás la imagen que quieres conseguir: que eres una persona responsable que quiere trabajar en esa empresa.

La carta de presentación podrá estar motivada por la publicación de una oferta de empleo o por simple interés tuyo como candidato. También es recomendable elaborarla juntamente con el currículum y enviarla a empresas que, aunque no dispongan de vacantes, te interesen y quieras llegar a formar parte de ella.

Finalmente también podrás modificar tu currículum adaptado al sector al que quieras llegar. Aunque tu experiencia laboral englobe más de un sector de actividad es recomendable que adaptes tu currículum en función de la oferta. Así podrás hacer que resulte más atractivo y remarcarás aquello que sea requisito para la oferta en cuestión.

Recuerda que si quieres conseguir el puesto de trabajo debes intentar causar la mejor impresión posible para conseguir una entrevista y ahí demostrar todo lo que explicas en tu currículum. Ahora las nuevas tecnologías te acompañan y puedes crear verdaderas presentaciones diferenciales. Encuentra la mejor manera de presentarte y sácale partido.

Comments are closed.