¿Cómo buscar tu trabajo de verano?
4 Julio, 2016
¿Cómo actuar los días posteriores a una entrevista laboral?
6 Septiembre, 2016

Del latín talentum, el talento es la capacidad de entender y de desempeñar algo. Además de una de las cualidades más buscadas por los equipos de selección de las empresas para incorporar trabajadores a su plantilla.

La evaluación del talento por parte de los profesionales de la selección puede parecer, a primera vista, algo subjetivo. Pero si te adentras en aprender más sobre ello, trabajar esta cualidad te ayudará a diferenciarte de los demás candidatos. El conjunto de varias competencias y cualidades pueden posicionarte como un candidato con talento, sin olvidar que cada proceso de selección puede evaluar aptitudes y actitudes diferentes.

Entonces, ¿qué valores que sumen a tu talento puedes trabajar?

Tener energía es clave para empezar el día con ganas y buena actitud. Si desprendes energía tus compañeros de trabajo se contagiarán y una actitud enérgica te puede beneficiar en la solución y realización de tus metas y objetivos laborales.

La pasión es fundamental cuando realizas un trabajo. Y no solo en el ámbito laboral, sino en tu vida diaria: las cosas hechas con pasión salen mejor. Además, puede hacer que llegues más lejos que si hicieses las cosas por mecánica o con falta de ganas.

Esforzarse es una cualidad fundamental para lograr objetivos. Aprendes desde pequeño que si quieres algo tienes que esforzarte para conseguirlo, y eso es aplicable a todos los aspectos de la vida. En el laboral todo requiere un esfuerzo, con menor o mayor grado: redactar un buen currículum, conseguir una entrevista, lograr metas propuestas, ascender de categoría profesional, etc.

La puntualidad es sinónimo de consideración por el puesto de trabajo y respeto hacia los demás, ya sean trabajadores, compañeros, entrevistadores o empresas que buscan candidatos. Ser puntual dice mucho de uno mismo. A todos nos puede suceder cualquier imprevisto como un atasco en la carretera o una incidencia en el transporte público. Por eso es mejor ser previsor. A veces llegar más pronto de tu hora de entrada en el trabajo o la hora en la que has quedado con tu entrevistador es más positivo que llegar tarde y causar peor impresión.

Ser legal abre más puertas que actuar sin ningún tipo de ética laboral. Quizá es una cualidad que no se observa a primera vista, pero que tarde o temprano siempre aparece. Si actúas de manera correcta tanto con tus compañeros como con tus objetivos y tareas diarias seguro que cosechas éxitos.

La actitud también es muy importante, acompañada del lenguaje verbal y no verbal. Si comunicas correctamente y hablas de manera adecuada a tu entorno laboral (compañeros, jefes, proveedores, empresas colaboradoras…) tu relación será mejor y eso te ayudará a tener mejor ambiente de trabajo y realizar tus tareas rodeado de un equipo de profesionales más unido.

Aceptar que te enseñen te ayudará a mejorar. Nadie nace con todo aprendido y hay mil maneras de hacer las cosas. Que cada uno tenga la suya no la hace ni mejor ni peor que las demás. Por eso aprender que cada persona desarrolla sus tareas de manera distinta será siempre positivo. Es bueno escuchar cada una de estas maneras que quizá complementen o cambien la tuya y eso te ayude a progresar en tus éxitos laborales. Es muy positivo que junto a tus compañeros pongáis en común las buenas prácticas para llegar aún más lejos.

Detrás de un profesional con talento siempre hay trabajo, esfuerzo, pasión, dedicación y muchas ganas de conseguir éxitos. Por eso el talento es una capacidad que se trabaja y se nutre de los valores que lo hacen posible. Y sin ellos la consecución de metas y objetivos no serían igual de posibles.

¿Te animas a trabajar tu Talento?

Comments are closed.